« Volver a Viajes por Grecia

Atenas

Actualizado: 24/06/2014 | 0 Comentarios. Comentar | 0 votos


Atenas

Templo de Hefesto en el Ágora

"La cuna de la Europa clásica"

Atenas es sinónimo de historia, arte, cultura, sabiduría... (y últimamente de crisis económica)
Ciudad de filósofos y escritores, ha visto pasar por sus calles a Platón, Aristóteles, Homero, Sófocles y Sócrates entre otros, y más recientemente a Nikos Kazantzakis (autor de Zorva el griego) y a Giorgos Seferis (primer griego en recibir el premio nobel)

Como todos sabemos su nombre proviene de la diosa Atenea, quien se jugó el patronazgo de la urbe frente a Poseidón. No debió impresionar mucho al resto de los olímpicos que dicho dios golpeara una roca y que de ella saliera agua salada, ya que el olivo que plantó Atenea, símbolo de la Paz, ganó la partida.
Y ya que estamos hablando de Atenea, veamos cómo nació la diosa; Aquí ni cesárea ni nada, a hachazo limpio... pero os cuento:
El mandamás de los Dioses, uséase Zeus, que era más polígamo que un semental en celo, dejó embarazada a su amante Metis. Después se enteró que ella tendría un hijo que le derrocaría. Como no le daba tiempo a ir a la farmacia y comprar la píldora del día después, optó por una opción algo más caníbal y decidió devorar a Metis.
Todo parecía en su sitio, pero parece ser que la cabeza de Zeus tenía algo de útero y el bebé siguió creciendo allí. Tras nueve meses pensando que tenía un chichón extraño que aumentaba, decidió decirle a Hefesto (dios del fuego y de la forja), que lo abriera a ver qué era. Pero éste, en vez de usar un bisturí, prefirió hacerlo a lo borrico y con un hacha abrió la cabeza de Zeus. Entonces apareció la diosa ya armada y todo (venía guerrera la jodía).


En fin, después de este preámbulo, creo que es hora de visitar la ciudad, y qué mejor lugar para empezar que la Acrópolis, donde precisamente Atenea plantó el olivo con el que ganó a Poseidón.
Sin lugar a dudas esta colina y los templos que la coronan, forman uno de los perfiles más famosos del mundo.
No voy a determe mucho porque nos quedan muchas cosas por ver, así que en resumen, lo mejor de subir hasta aquí son las vistas que se tienen de la ciudad, los Propileos (la entrada de la Acrópolis), el Templo de Atenea Niké, el Erecteion y su característico pórtico de las cariátides, y por supuesto el impresionante Partenón.
Esta misma colina acoge el Teatro de Dioniso, el más grande de la antigua Grecia, el Odeón de Herodes Ático (161 d.C), de época romana, y una gran roca donde la gente sube, sobre todo al atardecer, a disfrutar de la panorámica.
Todo lo que se ha encontrado en este importante yacimiento se exhibe en el Nuevo Museo de la Acrópolis (5€), en el que además se encuentran 5 de las cariátides originales del Erecteion (La sexta está en el Museo Británico).


Durante tu recorrido por Atenas seguro que te encuentras con numerosos restos antiguos, pero aquí os dejo algunos de los mejores:

1) El Ágora (4€)
Éste fue el auténtico corazón de la antigua Atenas. Aunque ágora significa mercado, no sólo se comercializaba, también se paseaba y se habla de política, de religión, de arte, de deportes... era el punto de encuentro de los atenienses. Aquí nació la democracia, Sócrates se dirigía a su público y San Pablo convirtió a los primeros atenienses al cristianismo (hoy día es un centro de peregrinación).
Casi todo está en ruinas y tendrás que utilizar la imaginación, excepto con el magnífico Templo de Hefesto, el templo clásico mejor conservado de Grecia. (A mí me encantó. Para alguien al que le gustan las ruinas y está acostumbrado a ver piedras tiradas por el suelo, ver una así es algo increíble)
Hay otras dos construcciones más que podemos ver en pie y completas en el recinto; Una pequeña Iglesia Bizantina del s.XI y la Estoa de Attalos, construida en los años 159-138 a.C pero rencostruida en 1956. Hoy día alberga el Museo del Ágora, que cuenta con una amplia colección de los hallazcos encontrados en este lugar. 
 
2) Kerameikos (2€)
Las vías principales de Tebas, Corinto y el Peloponeso llegaban hasta la grandiosa Dipylon, la puerta más grande de la antigua Grecia. Aquí se celebraban numerosas ceremonias tanto de partidas como de llegadas.
Hombres de Estado y Héroes fueron enterrados bajo imponentes tumbas. El monumento más significativo del lugar es precisamente el Toro de mármol de la Tumba de Dionisos de Kollytos.
En Kerameikos también hay con un museo en el que se exponen los restos encontrados en la zona, sobre todo urnas y cerámicas.
 
3) Foro Romano y Torre de los Vientos (2€)
En el s.I d.C los romanos trasladaron el mercado desde el Ágora hasta este lugar, donde un patio con columnas de mármol era más idóneo para instalar las tiendas. Desde entonces también se convirtió en el centro comercial y administrativo de la ciudad hasta el s.XIX.
Actualmente destacan en el recinto la Puerta de Atenea Archegetis, que da acceso a este espacio, la Torre de los Vientos, levantada en el año 50 a.C. por el astrónomo sirio Andronikos Kyrrestes, y la Mezquita Fethiye, construida durante la ocupación otomana.
 
4) Templo de Zeus Olímpico (2€)
El que fue el templo más grande de la Grecia continental tardó muchísimos años en construirse por diferentes motivos políticos (700 años). Su interior albergaba dos enormes estatuas de oro y marfil, una de la deidad y otra del emperador romano Adriano, bajo cuyo mandato se levantó el santuario.
Dicen que la mejor hora para fotografiar los capiteles de las columnas es con la luz que se consigue entre las 15 y las 16 h.
El recinto cuenta con más restos, pero destaca fuera del mismo (aunque muy cerquita) el Arco de Adriano.
 

¿Te has quedado con ganas de ver más antigüedades? pues aparte de los museos de la acrópolis, el ágora y Karameikós que ya hemos visto, tienes muchos más, pero os destacaré los más interesantes:

El Museo Arqueológico Nacional (6€) es una joya para los amantes del pasado, es tan grande y hay tanto por ver que tardarás más de un día en recorrerlo.
Es el mejor de Grecia y uno de los más importantes del mundo.

Otro con una colección bastante completita es el Museo Benáki (6€), que también nos ofrece un viaje por la historia de Grecia desde la edad de piedra hasta el s.XX.

Los vestigios de una cultura que floreció en las conocidas islas cícladas allá por el 3200-2200 a.C., pueden verse en el Museo de Arte Cicládico.
Destacan sus figurillas de mármol talladas con unas líneas muy depuradas.

El imperio bizantino dominó esta región desde la caída de Roma (año 476), hasta la caída de Constantinopla (1453). Parte de su legado lo podemos ver en el Museo Bizantino, que cuenta con más de 15.000 piezas de dicho periodo.
El museo tiene un patio en el que suele haber conciertos en verano.


De barrio a barrio (hay muchos pero vamos a ver los más turísticos)
Bajo la Acrópolis se extiende el coqueto Barrio de Anafiotika, compuesto por casas blancas y azules de mediados del s.XIX que forman estrechas y empinadas callejuelas. Junto a él está Plaka, sin lugar a dudas el barrio más turístico de Atenas y también el más antiguo (aquí vivió Lord Byron). Por sus calles encontrarás una gran oferta hostelera con restaurantes muy bonitos, un montón de tiendas de recuerdos, numerosos museos como el de arte popular griego y el de instrumentos musicales, y otras muchas visitas interesantes; la Catedral de Atenas Mitrópoli, la pequeña Panagía Gorgoepíkoos (s.XII), La Plaza de Filómosu Eterías, la Linterna de Lisícrates, la Iglesia Bizantina de Santa Catalina (s.XI) etc.

Colindante a Plaka está Monastiraki, un barrio que estuvo abandonado durante décadas y ahora es una zona llena de vida; Cafés, restaurantes, tiendas, galerías de arte, clubs de música... (a mí me gustó bastante).
Otro importante yacimiento que no he mencionado anteriormente y que se encuentra en este barrio es la Biblioteca de Adriano o de las Cien Columnas, construida en el año 132 por dicho emperador para guardar su enorme colección de libros.
La Plaza Monastiraki es una de las más importantes de Atenas, aquí siempre hay gente y artistas callejeros. En ella se sitúa la Basílica bizantina de Pantánasa y la Mezquita Tzistarakis (1759), la única mezquita que se puede visitar en la ciudad.
Desde aquí podemos meternos de lleno en el Mercado de las Pulgas, donde podrás encontrar casi de todo (si vienes en domingo lo verás a tope).
También es imprescindible recorrer la Calle Adrianú, donde podemos sentarnos a comer o tomar un café junto al Ágora y con vistas a la Acrópolis. 

Otro barrio que no debemos perdernos es Syntagma, cuya plaza es el centro neurálgico de Atenas. Si vienes hasta aquí en metro ahorrarás tiempo, pues esta moderna estación cuenta con un yacimiento antigüo que se ve perfectamente a través de un cristal. Hay también un museo que recoge algunos de los hallazgos que se hicieron durante su construcción (el metro era esencial para acoger los juegos olímpicos).
Ya en la superficie nos espera el Monumento al Soldado Desconocido y el edificio neoclásico del Parlamento, patrullado por los famosos Évzones, hombres seleccionados entre los soldados más altos y guapetes del servicio militar griego. Su traje tradicional llama la atención por la falda y por sus zapatos rojos con pompones. (El cambio de guardia es una ceremonia en toda regla que puedes ver).
Detrás del Parlamento podemos pasear un rato a la sombra de los árboles que forman los Jardines Nacionales (1839), un auténtico oasis en medio de la ciudad repleto de plantas y animales (hay un pequeño zoo).
Desde la Plaza de Syntagma toma la Calle peatonal Ermou para hacer compras, pues es la principal arteria comercial de la ciudad. Detente también un momento a admirar la bonita Iglesia de Panaghia Kapnikarea.
 

Otros Lugares

La Colina de Filopapo (situada frente a la Acrópolis) está coronada por una Tumba de mármol que los atenienses levantaron en honor al senador romano Filopapo, amante de la cultura griega que se retiró en la ciudad.
Es una zona de esparcimiento con numerosos caminos entre pinares (aunque por la noche no es muy recomendable perderse por aquí).
Hay otras visitas de interés como la Iglesia de Agios Dimítrios Loumbardiáris, la Iglesia de Agía Marina, la Prisión de Sócrates, el edificio neoclásico del Antiguo Observatorio Nacional, los restos de un viejo teatro etc.
Dentro de la misma hay otra colina más pequeña, la de las Ninfas, donde se creía que vivían estas divinidades femeninas que vivían en la naturaleza.

La Colina Lykavittós es la más alta de Atenas y puede ser un buen lugar para acabar la jornada. Si llevas todo el día caminando y quieres subir andando te costará un poco (45 minutos), pero puedes llegar a la cima también en funicular. El atardeder sobre la capital es espectacular.
Arriba hay una iglesia, un restaurante y un teatro que en verano acoge un festival al que acuden músicos de todo el mundo.

En la Plaza Kotzia se encuentra el Ayuntamiento, el Edificio del Banco Nacional Griego, una fuente, un pequeño yacimiento arqueológico y un montón de palomas.
Si bajas por la calle Athinas puedes hacer un alto en el Mercado Central, un edificio neoclásico por el que pasan 30.000 personas al día. No te pierdas los restaurantes que hay en su sótano, en ellos podrás saborear auténtica comida popular.

La Calle Panepistimiou nos obsequia con un reguero de lugares que merecen la pena; La Biblioteca Nacional, la Universidad, La Academia de Atenas, custodiada por Poseidón y Atenea, y la Catedral Católica de San Dionisio (1887), donde se casaron los Reyes de España Juan Carlos y Sofía.


 
Reportaje de Junio de 2014


Si dispones de un día entero para ver Atenas, aprovecha la primera o la última hora para visitar la Acrópolis. Aparte de evitar un poco el calor si vas en verano, tendrás algo más de tranquilidad, ya que cuando llegan los cruceros se suele poner hasta arriba.
 

Puedes comprar una entrada por 12€ que te permite entrar a 5 sitios diferentes; Acrópolis, Ágora, Teatro de Dionisos, Foro Romano, Kerameikos, Templo de Zeus Olímpico y la Biblioteca de Adriano.
 

Me encanta la comida griega y en Atenas hay numerosos restaurantes donde degustarla. Un clásico es la Mousaka (capas de berenjena, carne de cordero picada, patatas y tomate aderezdos con vino, canela y todo cubierto de bechamel), que podemos acompañar con una fresca y saludable Ensalada griega (Horiatiki) de tomates, pepinos, cebollas rojas, pimientos verdes, aceitunas Kalamáta, queso feta, orégano y aceite de oliva extra virgen.
Por supuesto hay más comidas riquísimas como el Pulpo a la Parrilla o el Souvlaki (piezas de carne intercaladas con verduras y aderezos) que se comen mucho como tentempié por las calles.
Luego un cafetito, ya sea un café griego (muy potente, pedir el elliniko metrío) o un Frappé (más parecido a un batido).
Y para terminar un licorcito, Ouzo, uno de los más típicos y que sabe a anís, o Tsipouro, un licor fuerte fabricado con el orujo de las uvas de moscatel.
 

La Calle Apostolou Pavlou es un buen sitio donde tomarse algo al atardecer o por la noche, ya que cuenta con numerosas terrazas donde se está muy agusto y en algunos casos con muy buenas vistas de la Acrópolis.


 
Si te gustan las antigüedades tienes que acercarte el domingo por la mañana a Plateía Avissynías (después de las 11 suele estar hasta las cejas), donde se coloca el Mercadillo de Atenas.
Podrás encontrar casi de todo y a muy buen precio, pero tendrás que usar el arte del regateo.

 
Los entusiastas del café deben de ir a Loumidis. El tostadero de café más antiguo de Grecia es hoy día una tienda especializada en cafés griegos y turcos tradicionales que a su vez ofrece todo lo necesario para elaboración y disfrute de esta bebida.

INFORMACIÓN ÚTIL

INFO ÚTIL:
Acrópolis
Metro Akropoli.
Precio 12€, pero incluye el Ágora, Kerameikós, el Teatro de Dionisos, el Foro Romano y el Templo de Zaus Olímpico.
Horario:
Abre todos los días de abril a septiembre de 8 a 19.30 h, y de octubre a mayo de 8.30 a 15 h.

El Ágora (4€)
Adrianou, Monastiraki (metro Monastiraki)
Horario:
Todos los días de marzo a diciembre de 8 a 19.30 h, y en enero y febrero de 8.30 a 15 h.

Kerameikós (2€)
Ermoú, Thissio. (Metro Thissio)
Horario:
Abre todos los días de 8 a 19 h.

Foro Romano y Torre de los Vientos (2€)
Aiolou y Diogenous, Monastiraki.
Horario:
Abre todos los días de abril a noviembre de 8 a 19.15 h.

Templo de Zeus Olímpico (2€)
Vas. Olgas en Amalias.
Horario:
Abre todos los días de 8.30 a 15 h.

Nuevo Museo de la Acrópolis (5€)
Calle Dionysiou Areopagitou
Horario:
Del 1 de abril al 31 de octubre abre los lunes de 8 a 16, de martes a domingo de 8 a 20, excepto los viernes que lo hace de 8 a 22 horas.
Del 1 de noviembre al 31 de marzo abre de martes a jueves de 9 a 17, los viernes de 9 a 22 y los sábados y domingos de 9 a 20 horas.
Cierra los lunes.

Museo Arqueológico Nacional (6€)
44 Patision. (Metro Victoria)
Horario:
Abre todos los días de 8 a 19 h.

Museo de Arte Cicládico (3.5€)
Neofytou Douka 4 y Vasilissis Sofias (Metro Evangelismos)
Horario:
Abre lunes, miércoles, jueves, viernes y sábados de 10 a 15 h (martes y domingos cerrado)

Museo Benáki (6€)
Koumpari 1, Kolonaki (Metro Syntagma)
Horario:
Abre lunes, miércoles, viernes y sábados de 9 a 17 h, jueves de 9 a 22 h. y domingos de 9 a 15 h. Cierra los martes.
 

CÓMO LLEGAR:
Las dos compañías griegas que nos llevan a Atenas son Olympic Air y Aegean Airllines.
El Aeropuerto Eleftherios Venizelos está a unos 45 Km de la capital. Para llegar hasta ella hay diferentes opciones. La más económica es el autobús (5€ - 65 minutos), con 4 líneas que te acercan a diferentes puntos de la ciudad. La más transitada es la X95 que te deja en la Plaza de Syntagma, pero también tienes la X93 que te lleva a la estación de buses Kifissos, la X97 hasta la estación de metro Dafni y la X96 a Pireaus.
El metro es otra gran opción, cuesta 8€ y tardarás unos 45-50 minutos.
Si vas en taxi que sepas que la tarifa cuesta 35€ por el día y 50€ por la noche.
 

DÓNDE DORMÍ:
Sólo íbamos a estar dos noche en Atenas así que optamos por un hotel a precio razonable. Por su relación calidad-precio nos recomendaron el Economy Hotel, y la verdad es que fue bien; Sencillo, limpio y no muy lejos del centro (Se puede ir andando directamente a la Plaza Monastiraki en un breve paseo)
 

IMPRESCINDIBLE:
La Acrópolis, el Ágora y perderse por las calles de Plaka y Monastiraki

Escribe tu comentario

 
¿Has estado en Atenas...?
Escribe tus consejos para otros viajeros



Copia el texto de esta imagen en el campo de texto:

Refrescar


« Volver a Viajes por Grecia