« Volver a Viajes por Guadalajara

Pastrana - Zorita de los Canes - Recópolis

Actualizado: 20/02/2010 | 0 Comentarios. Comentar | 1 votos


Pastrana - Zorita de los Canes - Recópolis

Palacio Duncal

"Una Villa Ducal, un castillo legendario y unas ruinas visigodas de gran valor. No te vayas que parece que esto promete"

La ruta que os propongo en este reportaje es un viaje a través del tiempo, en el que monumentos, personajes, leyendas y civilizaciones se cruzarán en nuestro camino.
La primera parada la haremos en Pastrana, un bonito conjunto medieval fundado en el s.XIII bajo la Orden Religiosa Militar de Calatrava. En 1369 se le concede el título de Villa y su importancia va en aumento. Felipe II la convierte en cabeza de Ducado en favor de la familia Silva, y su amigo personal Ruy Gómez Silva, hace que se le conceda el título de Villa Ducal. Es a partir de aquí cuando Pastrana conoce su época de mayor esplendor.
En 1569 los Duques de Pastrana, Ruy Gómez de Silva y su esposa Ana de Mendoza y de la Cerda, hacen llamar a Santa Teresa de Jesús que contribuye al patrimonio monumental de la Villa con dos conventos; El Convento de San José, para mujeres, y el del San Pedro, para hombres (éste último conocido hoy como el del Carmen).
En los años posteriores los Duques se van sucediendo y al final acaban por trasladarse a Madrid en el s.XVIII, a partir de este momento Pastrana vuelve a la vida rural.
Ya en el s.XX, Cela hace referencia a esta Localidad en uno de los mejores libros de viajes de la época, "Viaje a la Alcarria".


Y después de un poquito de historia vamos a ver ese rico patrimonio que atesoró durante el Siglo de Oro.

Si vienes por la carretera de Guadalajara pasarás junto al Colegio de San Buenaventura (1628) y un poquito más adelante por la Plaza del Deán, donde podemos ver la muralla y el Arco de San Francisco, la Casa del Deán (palacio del s.XVII) convertido en centro de salud y el Convento de San Francisco, construido en diferentes épocas y que hoy alberga un cuartel de la Guardia Civil. Siguiendo por la calle de Moratín pasaremos por una plaza con nombre poco agradable, la Plaza del moco (no me preguntéis por qué se llama así). Muy cerca se halla la Casa de Moratín, donde se cree que el escritor escribió algunas de sus obras como "El Sí de las Niñas".
Por la Calle del Pilar nos adentrarnos en el Barrio del Albaicín, en el que vivieron doscientas familias de moriscos y en el que se encuentra la plaza de toros más antigua de Guadalajara, y por la Calle de la Princesa de Éboli nos adentrarnos en el corazón de la Villa.
En esta calle está el Palacio Viejo, construido como Hospedería de la Orden de Calatrava es hoy un alojamiento rural. Tras un arco llegaremos a la Plaza de la Hora.
Esta Plaza de armas recibe su nombre por la Princesa de Éboli. La historia cuenta que una vez muerto su marido Ruy Gómez, ingresó en el Convento de San José. Más tarde volvió a Madrid como una de las damas más ricas y respetadas de la corte pero tras sus conspiraciones e intrigas con el secretario de Felipe II, Antonio Pérez, es detenida en 1579 y encarcelada en la torre de Pinto, más tarde en el castillo de Santorcaz y finalmente es encerrada en su propio palacio de Pastrana, el Palacio Duncal, del que no volvería a salir hasta su muerte en 1592. Sus restos descansan en la Colegiata al igual que los de su marido. Se dice que durante su presidio en el palacio sólo podía asomarse a la ventana del torreón de levante que daba a la plaza durante una hora al día, de ahí su nombre.
El Palacio Duncal, del cual acabamos de hablar, es una de la joyas de la localidad. Proyectado por el arquitecto Alonso de Covarrubias, es de trazado renacentista con planta cuadrangular, torres en las esquinas y un patio central. Posee también un jardín en la parte posterior. La fachada de piedra sillar es muy sobria sin apenas ornamentación.
A su lado tomaremos la Calle Mayor, la arteria principal que nos guiará en nuestra visita por el centro y donde podemos encontrar numerosas tiendas y restaurantes.
El final de la calle está la Colegiata, pero antes vamos a tomar un pequeño desvío por la "cayuela" que nos llevará hasta la Plaza de los Cuatro Caños y su emblemática fuente del s.XVI. Un poco más arriba, en la calle de la Palma, encontramos unas cuantas visitas de interés: La Casa de la Inquisición, la Casa del Caballero Calatravo, la Sinagoga Judía y el Palacio de los Burgos.
Vuelve a la Calle Mayor y continúa hasta que des con la Colegiata de Pastrana. Fue levantada en el s.XIV como Iglesia Parroquial de la Villa de Calatrava pero se le fueron añadiendo zonas y detalles durante los s.XV y XVI. Son los Duques de Pastrana los que la ascienden a Colegiata dotándola de un Cabildo de 48 Canónigos que superaba en número al de todas las catedrales de España menos a la de Toledo. En su interior podemos contemplar el Museo Parroquial y una excelente colección de tapices.
En esta misma zona se halla la Casa de Concejo, hoy sede del ayuntamiento y la Casa de los Canónigos, en donde vivían los clérigos capitulares de la Colegiata.


Es el momento de volver al coche y continuar nuestro camino hacia Zorita de los Canes.
A dos kilómetros podemos hacer una parada en el Convento del Carmen y las Ermitas. El Convento del Carmen fue fundado por Santa Teresa de Jesús y en él estuvo San Juan de la Cruz como maestro de novicios. En su interior encontramos dos museos, el Museo de recuerdos de Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz y el Museo de Historia Natural, en el que veremos especies traídas de Filipinas y extremo oriente.
Actualmente alberga la Hospedería Real de Pastrana.
Las Ermitas que hay alrededor son la de San Pedro y la de San Juan de la Cruz.


Siguiendo nuestro camino atravesaremos el río Tajo y la central nuclear de Zorita (ya en desuso) y tomaremos el desvío a Zorita de los Canes. Según te acerques irás viendo los restos de lo que debió ser una gran fortaleza llena de historia y con aspecto de haber sufrido multitud de batallas.  A los pies del castillo se encuentra la pequeña población que guarda con orgullo su intenso pasado. Cuenta la leyenda que el nombre "de los canes" proviene de una época en la que estuvo custodiada por perros.
Antes de subir al castillo podemos parar un rato en el área recreativa junto al río Tajo declarada reserva fluvial. La zona es muy bonita, las ramas de los sauces acarician las aguas claras del río. Verás aves y peces y si te fijas bien, es posible que divises algún cangrejo. La gente viene a pasar el día, algunos pescan, otros preparan la comida, los niños se divierten en los columpios...
Una vez hayamos descansado un poco es el momento de comenzar la ascensión al castillo. Atraviesa el arco que da a la Iglesia de San Juan Bautista y continúa la subida. No te preocupes que el camino no es duro, ya verás como en un rato te encuentras en la cima de esta impresionante fortaleza declarada Conjunto histórico en 1931 a pesar de estar en ruinas.
Por ella han pasado multitud de personajes, incluso fue residencia de Ruy Gómez de Silva y la Princesa de Éboli (que ya los conocemos) quienes hicieron un poco de reforma para hacerla más habitable. Pero su historia se remonta mucho antes, incluso se cree que ya tuvo presencia visigoda. Sufrió multitud de batallas entre árabes y cristianos hasta que en 1085 los cristianos se hicieron con el lugar. Algunos años más tarde Alfonso VII se la entregó a la familia de los Castros. Pero no fue muy acertada su elección pues se hicieron fuertes e incluso amenazaron en ocasiones a la monarquía. Pero llegó Alfonso VIII a poner un poco de orden y en 1169, ayudado por varios ejércitos de diferentes provincias y el apoyo de los Caballeros Calatravos, recuperó Zorita para la corona Castellana. En 1174 fue entregada a la Orden de Calatrava quienes la ocuparon durante los siglos posteriores, estos tampoco la dejaron tranquila pues fue testigo de revueltas y luchas civiles entre los calatravos. En 1565 la adquirió Ruy Gómez y la fue pasando a sus descendientes.

Dentro del castillo podrás visitar su Iglesia, caminar entre estrechos pasillos escondidos por sus entrañas (pero con prudencia) y disfrutar de las excelentes vistas que hay desde numerosos puntos.

Espero que te queden fuerzas, ya sé que el día está siendo muy duro pero ya estamos llegando al final. Vuelve al coche y pon camino a Recópolis, no te preocupes que está muy cerquita.
Fue una ciudad muy importante en su época, incluso en ella se acuñó moneda. Fue levantada en el cerro de la Oliva en el año 578 por Leovigildo en honor a su hijo Recaredo, de ahí su nombre. Tuvo grandes proporciones con palacio, zona comercial, viviendas...
Lo único que se mantiene en pie es la Basílica Paleocristiana, para lo demás tendrás que usar tu imaginación con la ayuda de los carteles del parque o bien seguir las explicaciones de alguno de los guías de su centro de interpretación.
Es una zona de gran valor ya que es la única ciudad de estas carácterísticas en toda Europa. Por ello, el lugar fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1946 y actualmente pertenece a la red de parques arqueológicos de Castilla la Mancha.

Bueno, esto ha sido todo, espero que hayáis disfrutado de esta interesante ruta por tierras Alcarreñas.
 

Reportaje de Mayo de 2007

En Pastrana puedes tomar unos pinchitos y unas cañitas en los bares que hay en la plaza de la Hora y en la Calle Mayor. En Casa-Seco (C/ Mayor) podrás probar un rico vermut casero.

Un dulce recuerdo que puedes llevarte es la miel de Pastrana, de muy buena reputación tanto por su sabor como por sus propiedades terapéuticas. También está muy rico el Orujo de miel.

Si dispones de más tiempo, en Pastrana puedes hacer algunas rutas a pie que salen de la Villa. La subida al Calvario se inicia en la gasolinera que hay en la entrada del pueblo, seguirás el Via Crucis cuya cuesta te supondrá un esfuercillo, pero merece la pena llegar a la Ermita y disfrutar de las excelentes vistas. Otra subida interesante y más facilita es al Sagrado Corazón. En lo alto nos esperan el Monumento al Sagrado Corazón, la Ermita de la Inmaculada Concepción y una buena panorámica. También puedes hacer la ruta de las Eras que comienza en la Plaza de Abajo y que nos llevará por este ancestral camino de uso agrario y por el que podremos visitar la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y le Ermita de San Antón.

 

Después de tanto trajín puedes darle una alegría al cuerpo en el Spa Rural de Pastrana.

INFORMACIÓN ÚTIL

INFO ÚTIL:
Oficina de Turismo de Pastrana
Palacio Ducal, Plaza de la Hora. s/n.
tel: 949 37 06 72.
Horario: Mayo a Septiembre abierta de Martes a Domingo de 10.30 a 13.30 y de 16.00 a 20.00.
De Octubre a Abril abre con el mismo horario pero de Miércoles a Domingo.

Existen varias visitas guiadas; A la Villa Ducal (precio 2€), al Palacio Ducal (precio 2€) al Museo Parroquial en la iglesia-colegiata (2.50€) y al Museo Teresiano y de Historia Natural (2.40€).
Infórmate de los horarios en la Oficina de Turismo.
 

Recópolis (5€ entrada general. Yo cuando fui no pagué nada, no sé si era un día especial o porque no fuimos con guía, no estoy seguro)

Carretera de Almoguera s/n
Tel: 949 376 898
Horarios:
Del 1 de Mayo al 15 de Septiembre abre de 10 a 14 y de 17 a 21 h.
Del 16 de Septiembre al 30 de Abril abre de 10 a 18 h.
Cierra los lunes salvo si son festivos.
 

CÓMO LLEGAR:
Para hacer esta ruta lo mejor es ir en coche. Desde Madrid hay que tomar la A-II hasta Guadalajara y una vez allí la N-320 hasta la salida 239 donde cogemos la CM-200 que nos lleva a Pastrana. Dejando Pastrana por la carretera principal se llega sin problemas a Zorita de los Canes, atravesarás el río Tajo, la Central Nuclear y rápidamente verás el desvío a Zorita.
 

DONDE DORMÍ:
Hice un excursión de un día por la zona y no dormí en ningún sitio así que no os puedo recomendar pero sí dar algo de información.

En Pastrana tenemos la "Casa Rural Palacio Viejo", en la C/ Princesa de Éboli
18. (tel: 949 37 07 05 / 661 47 22 30) Se trata de un edificio con historia que perteneció a la orden de Calatrava en los s.XIV-XV. Tiene una bonita entrada, un elegante salón, un coqueto jardín y unas habitaciones con nombres tan apacibles como Amor, Belleza, Calidez, Dulzura, Equilibrio y Felicidad.

Te dejo algunos sitios más por si acaso:
Hostal Rural Moratín, C/ Moratín 7, tel: 949 37 01 16. Hostal Mayno, Crta. deTarancón 1, tel: 949 37 10 26. Hostal Rural Los Telares, C/ El Pilar 14, tel: 949 37 07 48. Hotel Palaterna, plz. Cuatro Caños s/n tel: 949 37 01 27. Casa Rural La Colmena, Plz. del Altozano 6 tel: 949 37 01 11 y para finaliza en el Convento del Carmen se encuentra la Hospedería Real de Pastrana, tel: 949 37 10 60.

En Zorita hay una Posada Rural que tiene buena pinta. (Calle del Castillo 2, tel: 949 37 63 43). Precio habitación doble en temporada baja 46€  y en alta 59€
.

 

FIESTAS:
PASTRANA

17 de Enero, San Antón, donde después de dar la bendición a los animalitos los dueños se ponen tibios a comer chorizos y dulces.

El 20 de Enero se celebran las fiestas patronales de San Sebastián.

La Semana Santa que no puede faltar.

En la segunda semana de Marzo nos encontraremos con la Feria Apícola de Castilla la Mancha.

A mediados de Julio está el Festival Duncal, en el que se recrea el siglo de oro de la villa.

15 de Agosto se celebran las fiestas en honor a la Virgen de la Asunción, las más animadas con encierros, peñas, verbena...

El 15 también pero de Octubre se dedica la celebración a Santa Teresa de Jesús.

ZORITA DE LOS CANES

El 19 de Marzo la Mojonera en la que los hombres preparan un arroz para todos los vecinos.

El 25 de Julio son las de Santiago.

El 15 de Agosto las de la Virgen del Prado.

14 de septiembre son las fiestas del Cristo en el que se da un aperitivo a todos lo presentes después de la misa.

Y el 2º domingo de Octubre son las fiestas patronales en honor a  la Virgendel Rosario, con novilladas y fuegos artificiales.
 

IMPRESCINDIBLE:
En Pastrana el Palacio Duncal y la Colegiata y en Zorita de los Canes si no subes al castillo te has dado el viaje en balde.


Escribe tu comentario

 
¿Has estado en Pastrana - Zorita de los Canes - Re...?
Escribe tus consejos para otros viajeros



Copia el texto de esta imagen en el campo de texto:

Refrescar


« Volver a Viajes por Guadalajara